top of page

Dra Ada Álvarez Conde

Su amor por Dios y su don de servicio.


Estamos en el mes internacional de la Mujer y cuando hablamos de temas relacionados a la mujer es inevitable que llegue a nuestra mente la imagen de nuestra gran amiga Ada Álvarez Conde. Hoy día aspirante a Senadora por el Partido Popular Democratico, Doctora en Teología, Capellana, Autora, Profesora Universitaria, Especialista en Violencia de Género en el Noviazgo y una fiel defensora de los derechos civiles de la mujer. Ella es una mujer incansable cuando se trata del servicio y la justicia.


En esta entrevista la Dra Álvarez nos habla sobre sus metas políticas, su compromiso con la justicia, sus proyectos como autora, su lucha incansable por los derechos de la mujer, pero sobre todo nos habla sobre su amor por Dios y su don de servicio.


Sé que hoy vives para Cristo y que eres Capellana y ministra de la Palabra de Dios, pero quiero que me hables de: ¿Cómo fue tu vida antes de seguir a Jesús? ¿A qué edad entregaste tu vida a Cristo y qué te motivó a ello?


Primero que todo, gracias por la entrevista. Si hay algo que a mí me encanta es hablar de Dios. Realmente, yo no fui criada en el evangelio. Mi única experiencia con la fe fue que estuve en un colegio católico. Obviamente, como mucha gente, estuve allí por la fama de buena educación, pero no estuve allí porque mi familia fuera católica practicante.


En mi proceso desde pequeña, mi mamá cambió de religiones, y por ello estuve unos años en una sinagoga, en una religión hindú, entre otras diferentes. Pero cómo conocí a Dios, pues a los 8 años me operaron por primera vez de corazón abierto (he sido operada tres veces) y en esa sala tuve una experiencia sobrenatural donde vi un ángel y vi un túnel, y sé que morí, y me tuvieron que reanimar. Y siempre desde esa edad estuve consciente de que existía el cielo y existía Dios. Yo no lo entendía cuando me hablaban en la escuela, pero tenía la certeza de que existía Dios. Puedo decir que tuve un encuentro con Dios a través del servicio. Las monjitas para mí fueron un ejemplo, hice apostolado, consideré ser monja, estuve varias semanas tratando de ver el llamado, me gustaba el servicio, y era donde más sentía a Dios. Pero no lo conocía. Tenía religión, pero no la relación con Dios.


Yo llegué a los caminos del Señor luego del 2020, luego de haber corrido políticamente para el Senado, y cuando perdí me pasó algo extraño... una persona comenzó a aparecer en la iglesia católica una y otra vez. Y yo, que trabajo en Violencia en el Noviazgo. Y el hecho que una persona se te aparezca en los sitios y te persigan pues (es otro nivel) hay que tener cuidado. Y eso hizo que buscara y fuera a eventos de otras iglesias, y a los 28 años, un 30 de junio, en la iglesia Marazul es que doy el paso de aceptar al Señor y bautizarme. Antes tenía pavor de bautizarme para no dejar de ser católica. Yo creía en Jesús, pero al principio no fue a conciencia, pero cuando supe lo que era el bautismo a fondo decidí establecer una relación con Jesús. Y amé la Biblia. Yo era catequista en la iglesia católica, me conocía todos los santos y sabía la historia de todos los mártires, pero cuando descurbí la biblia comence a conocer algo más que David y Goliat, más que Moisés y las tablas, Sansón y su pelo, y el Arca de Noé y los animalitos. Y le doy gracias a Dios que conocí su palabra. Me enamoré de la Palabra.


Una vez entré a la iglesia me sentía tan perdida con la Biblia, pero comencé a estudiar como una loca. Estudié la Biblia 101, liderazgo y ministerio. Comencé a estudiar un doctorado en teología. Y para mí era fascinante que esto estuviera en mis narices todo este tiempo y esa relación se dio por conocer a Dios a través de su palabra. A los 28 años me bauticé y desde el 2019 soy capellana. Esa es la historia interesante de cómo Dios siempre estuvo, y de cómo yo pasé a querer estar con él y conocer la persona tan importante para mí del Espíritu Santo.


Pertenezco a una iglesia no denominacional, soy capellana del Sendero de la Cruz, pero basado en mi relación con el Espíritu Santo, yo diría que tengo una visión bastante pentecostal.


Fuiste reconocida como la novelista más joven al publicar tu primer libro titulado "Lo que no dije". En la historia plasmada en el libro hablas de una joven llamada Isabel, quien es maltratada en su relación de noviazgo por su pareja, Armando. ¿Podrías decirnos quién es Isabel?




Isabel es la historia de tres mujeres que entrevisté en Casa Julia de Burgos en aquel entonces. Fue una asignación de la escuela sobre Violencia en el Noviazgo, y tendríamos que descubrir si afectaba o no a los jóvenes. Yo quise hacer entrevistas y entrevisté mujeres, y tres de ellas me indicaron que empezaron la relación cuando eran jóvenes, alertándome incluso sobre mi propia relación, que eventualmente descubrí que estaba experimentando Violencia en el Noviazgo. Pues Isabel es producto de tres mujeres que entrevisté y entrelacé como si fuera una, y una cuarta que es parte de mi historia, de mi proceso, pero obviamente la historia principal es de estas tres mujeres. Si, Armando es el arquetipo de la persona por la que solicite una orden de protección en su contra. Armando no fue basado en un perfil, aunque leí bastante, pero como hay agresores de todo tipo y agresoras también, pero en este caso es de hombre. En todas las estratas sociales no había un perfil y a la hora de buscar un perfil no iba a entrevistar agresores, pues ese fue mi inspiración para el personaje de Armando.


Puedo entender que gran parte de la inspiración para ser hoy portavoz de ese mensaje defensor a favor de la mujer proviene de tu experiencia vivida. ¿Es así?


Sí, y más que defender a la mujer, resulta interesante porque, aunque me he especializado en hablar sobre los derechos de las mujeres y temas relacionados con la mujer, especialmente en el contexto de la violencia doméstica, en realidad, durante estos 18 años como activista, y más aún con el tema de la fe, no he sido únicamente defensora de los derechos de la mujer, sino también de la justicia y, como parte de ello, defensora de la familia. Abogar por familias saludables es lo que me lleva a otro nivel.


Definitivamente, he tenido que hablar mucho sobre mujeres que han sido agredidas en los medios de comunicación, pero debo decir que nunca he considerado este tema como exclusivamente femenino, ya que siempre lucho para que se incluya a los varones en estos temas. Creo firmemente que debemos tener una sociedad justa, equitativa y solidaria, y sobre todo, que promueva la paz, entendiendo que la familia es la base para lograr una verdadera revolución en el mundo.


Considerando tu iniciativa y perseverancia en la lucha por los derechos de las mujeres, ¿qué significa para ti el Día Internacional de la Mujer?


El Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el 8 de marzo, representa para mí un recordatorio del privilegio que implica trabajar, algo que a menudo damos por sentado. Me preocupa cuando la gente dice: 'Ustedes ya han alcanzado mucho, olvídate de eso'. Justamente estaba hablando con alguien sobre temas políticos y decían que, si ya ha habido gobernadoras, deberíamos olvidar la idea de ser tratadas de manera diferente, pero como candidata actual, créeme que hay diferencias en ciertos aspectos. No se trata de minimizar los logros; al contrario, hay mucho por hacer, pero es importante reconocer que tengo la oportunidad de trabajar, algo por lo que muchas personas lucharon. En el caso específico del 8 de marzo, recordamos a las mujeres en una fábrica que demandaron derechos laborales y fueron encerradas e incendiadas junto con la fábrica.


Así que esa es la historia detrás del 8 de marzo, más allá de los gestos románticos y los elogios superficiales. Hoy en día, hay mujeres, especialmente madres solteras, que tienen uno, dos o incluso tres trabajos para salir adelante, cuando antes quizás no tenían la oportunidad de trabajar. Vemos más mujeres estudiando, más mujeres trabajadoras; esta es la realidad. El 8 de marzo nos recuerda cuánto hemos avanzado y cuánto nos falta por lograr. También es una celebración del privilegio de poder estudiar, trabajar y tener oportunidades que antes como mujeres no teníamos.


DESCARGA LA 5TA EDICION DE LA REVISTA ADORACION DIGITAL

5ta Edicion Revista AD
.pdf
Descargar PDF • 39.71MB

En consonancia con la historia que representa la fecha, te pregunto: ¿Alguna vez has sido menospreciada por tu condición de mujer? Ya sea en la política, en el ámbito laboral o eclesiástico. ¿Y cómo has lidiado con ello?


Políticamente he tenido varias situaciones, pero te voy a dar un ejemplo reciente. Estaba en un evento en el pueblo de Utuado y un señor me dijo gritando: '¡Ah, tú no debes ser candidata, tú lo que debes ser es modelo!' Y hace 4 años, en el 2020, estaba junto a varios alcaldes y otros aspirantes a la legislatura, incluyendo varias mujeres candidatas. Los caballeros se tomaron una foto solos y luego dijeron: 'Ok, ahora, para que la foto se vea bonita, que vengan ustedes para que adornen la foto'. Es un ejemplo que parece pequeño, pero yo, como no me quedo callada a veces, les dije que ahora lo más lindo que íbamos a poner en la foto era el cerebro. Y esa cuestión de minimizar por bonito o feo y no por las capacidades.


En el ámbito laboral, varias cosas, pero una de las que menciono en mi libro es que en un trabajo en los Estados Unidos me pasó que el jefe me hizo un acercamiento indebido y al yo rechazarlo entrevistaron a otra persona para mi puesto aún estando en la empresa. Y comenzaron a quitarme trabajo hasta que me di cuenta de la movida y me empoderé y me fui de la empresa, pero les dejé saber sobre la denuncia que podía hacer. Era una situación difícil. El 90 por ciento de los empleados eran mujeres, pero ellas eran reclutadas con visa laboral y yo era la única que tenía ciudadanía, y descubrir que las tenían sometidas y si las botan resultan perdiendo la Visa. Cuando me di cuenta de la movida renuncié y les dejé claro sobre el asunto, y defendí a las compañeras.


Eclesiásticamente, me han dicho que tengo llamado pastoral, que puedo ejercer en su iglesia como capellana, pero he visto que, por el hecho de ser mujer y además soltera, no me toman en cuenta, pues tengo que estar casada, porque supuestamente el hombre es el que manda. Y he visto que me dicen que bueno que haces esto pero por ser mujer no puedo liderar.


Siendo candidata política para el Senado de Puerto Rico, ¿cómo ha sido tu experiencia como mujer y como cristiana?


En el 2020 tuve mucha oposición en la iglesia, pero fue porque pensaron que no era cristiana y nunca me lo preguntaron. Ahora me pasa lo mismo, siendo una persona que sirve al Señor y ama a Dios. Obviamente, soy imperfecta y necesito a Dios todos los días, porque sin su gracia no puedo. Me ha llamado mucho la atención que la gente quiere que haya cristianos que los representen, pero no investiga quiénes son o, en mi caso, tal vez lo han puesto en duda debido a cómo es mi familia o cualquier otra cosa, o por el hecho de que hablo mucho de violencia de género, tal vez soy anti hombre, o que tengo cualquier idea que no es, etc. Y nada, interesantemente, para concluir, tengo gente que si “corro” tiene que ser solo por un partido (político). Ahora no he tenido tanta crítica por estar en la política como cristiana, sino que he tenido personas que me han dicho que por qué no estoy en un partido con valores, etc. Y yo les contesto que yo consulto todo con Dios y que Dios posiciona a sus hijos en todos los sitios. Pero he tenido ambas críticas.


¿Cuál es tu visión en tu plataforma política? ¿Qué persigues y hacia dónde está dirigida?


En resumen, tengo tres pilares: salud, seguridad y servicios. No creo que nadie deba crear una página web para recaudar fondos para pagar una quimioterapia. Hay un problema con la fuga de médicos que debemos atender, así como un problema con la salud como negocio y todo el asunto de negarle el servicio a la gente y que no puedan conseguir cita. Eso es una prioridad para mí, y siendo operada de corazón abierto, también he visto las consecuencias de no haber doctores o de que se privatice los servicios y haga las cosas más difíciles, y en todo esto incluyo la salud mental.


En la seguridad, he aprendido muchísimo trabajando en el Negociado de la Policía. He trabajado en el tema de la violencia doméstica y el maltrato. Pero la seguridad para mí es que creo que aunque haya un Departamento de Seguridad Pública, no he escuchado sobre un plan nacional. Y yo, que fui empleada federal y conozco que existe Homeland Security, sabiendo que algún día vendrá una tormenta, huracán, sabiendo que hay cosas inesperadas que pueden pasar como un temblor o terremoto, sabiendo que tenemos unas crisis en ciertas áreas, no hay un plan de seguridad nacional y es algo que quiero atender y va más allá de la criminalidad. Si viene algo, como manejo y conectó esa sombrilla (el DSP). Hay un buen plan para manejo de emergencia, pero todo el andamiaje de centro de operaciones no puede ser exclusivo de San Juan. Si se bloquean las calles y no llego, hay unos detalles que debemos atender.


En temas de servicio, tengo varias propuestas, pero una de las más notorias es combatir la corrupción y que los servicios lleguen a la gente. Segundo, hay mucha gente mayor aún y no se puede digitalizar todo; tenemos que pensar en la persona mayor y tener el papel accesible.


Me encantaría integrar el flexitime, que funcionó durante el tiempo de la pandemia. Sueño con agencias que tengan horarios de 6 a.m. a 8 p.m. y tener tres turnos. Todos los servicios que existen son de 8 a.m. a 5 p.m., y quienes sufren esto son la clase trabajadora que tiene que perder un día de trabajo para poder ir a solicitar los servicios.


Esto es un asunto de tener visión de futuro. Tenemos que trabajar con la prevención. No podemos esperar a que haya una fuga de médicos para hacer algo. No puede ser que pase el revolú para reaccionar. Tenemos que estar alerta.


Mencionaste que fuiste operada de corazón abierto. Háblame de tu nuevo libro "A corazón abierto".


Es mi libro más importante hasta la fecha. Es la base de todo. Yo plasmé mi testimonio con todo el corazón.


Explico con lujo de detalles el proceso de cómo Dios dejó las 99 para ir a buscarme a mí. Así que todo ese camino de fe, de las operaciones de las mismas campañas políticas sin saber que correría otra vez, lo van a conocer.


Todo lo que he hecho hasta ahora, pero más allá de eso, es cómo aplicar lo que nos da la reflexión y cómo puedo aplicar eso que leo. Es una oportunidad que Dios me dio para abrirme y contar, con el propósito de poder bendecir otras vidas.


Lo que para una persona es ordinario, para Dios es extraordinario. Yo no tengo que ser una cantante millonaria o morir en algo trágico para que busquen hacer mi biografía en Netflix. Es importante dejar un legado vivo de cómo Dios transforma.


Y ojalá que la gente, luego de leerlo, pueda ver los próximos años de mi vida en acción, sabiendo que no soy perfecta y que obviamente voy a tener mis altos y bajos, pero por lo menos sé que dependo de Dios y que pasan tales cosas por eso.


Quiero invitar a la gente a que mire la fe como la mejor roca. Agradezco cada cosa que pase y si con este libro yo acerco a una sola persona a Cristo, ya gané, se cumplió el propósito.



Capacitaste a un grupo de voluntarios que llevan charlas a escuelas, iglesias y grupos cívicos como parte del proyecto PROMOTORES DE PAZ. ¿Puedes hablar más sobre eso?


El grupo comenzó en 2018 con la intención de impactar a Puerto Rico con charlas en 2019. Iniciamos con 100 voluntarios y se logró impactar a 14,769 jóvenes en un solo mes.


Hasta la fecha, se han entrenado a más de 500 personas en Puerto Rico sobre Violencia de Noviazgo. Me enorgullece haber sido la autora de la ley que designa febrero como el mes de la prevención de violencia en el noviazgo, y ver que las charlas se han extendido a muchos lugares, siendo impartidas principalmente por los voluntarios entrenados.


Mi primer proyecto al llegar al Senado será radicar una propuesta para incluir la violencia en el noviazgo en la Ley 54 de Violencia Doméstica, y para que los formularios se adapten al tema de la violencia del noviazgo, incluyendo la protección en escuelas, lugares de trabajo y en dos residencias si los padres están divorciados.


¿Cómo combinas tu lucha en defensa y favor de la mujer con tu nueva vida como Ministro de Dios?


Hablaba con una pastora que me decía que al principio tenía problemas estando tan ocupada, pero llegué a comprender que si Dios me da mucho es porque produzco mucho, y se deja ver por los frutos. Obviamente, no soy yo, es por las capacidades que Dios me ha dado y sin Él no puedo. Pero todo está entrelazado para poder lograrlo en la agenda. La base de todo es el carácter y el sistema de valores y creencias, y me agarro de mi fe. Con mi fe, llevo aliento y esperanza, y enseño mi fe a otras personas. En En todos mis trabajos, estoy llevando mis valores y me ayudan a formar y hacer que los demás cuestionen las cosas que están viviendo y las vean con justicia. Ser profesor es un privilegio y otra manera de transformar el mundo.


Mi fortaleza y mi roca, viene de la fe. Claro, no puedo obligar a la gente, yo no creo en las conversiones forzadas, pero con mi ejemplo y mis acciones, espero ser una buena representante de la fe. ¿Cuál es el truco de Ada? El truco no es ninguno, es que Ada está agarrada de la roca y no en arena movediza, y hace una buena representación. Muchos se han alejado de Dios por sus líderes maltratantes. Pero Dios no es el maltratante, no es el corrupto, Dios no es malo, sino que es la gente que usa el nombre de Dios en vano. Y yo espero que se note y que evangelice con mis acciones. Me falta por aprender y mejorar, claro, obviamente no soy perfecta.





Antes de concluir, comparte unas palabras para las mujeres que están sufriendo violencia y que han sido menospreciadas o subestimadas por su condición de mujer.


Si saliste de ahí (de la relación abusiva), gracias a Dios.  ¡Eres una mujer valiente! Si aún estás ahí, ¡tú puedes! Hay luz al final del túnel. No es fácil, pero es un proceso que vale la pena porque tú no eres poca cosa. Lo que hay que recordar es el propósito de Dios en ti, para qué fuiste creada, y lo que Dios dice de ti. Nadie merece maltrato, y nadie merece perder la vida.


Y te digo algo más, no me queda duda de que aunque hay excelentes herramientas en la psicología, nosotros somos trinos, también somos emocionales, físicos y espirituales, y si usted quiere una sanidad completa e integral, debe integrar su espiritualidad. Se dará cuenta de que su fe le ayudará a mover montañas.


Espero que todos tengamos una sociedad de paz, que las mujeres sepan lo que valen y que Jesús fue y será siempre un libertador. Así que no hay mayor libertad y empoderamiento que el Rey de la equidad, que es Jesús. Si le conocen, se darán cuenta de que cuando no se podía hablar con las mujeres, cuando las mujeres no valían para nada, a quien primero se le presentó cuando resucitó fue a una mujer, y que de todo lo que pudo haber hecho para venir sin intermediarios,  escogió a una mujer humilde, quien lo concibió por obra del Espíritu Santo.


 

Otras fotos.


Entradas relacionadas

Ver todo

1 Comment

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Guest
Jun 10
Rated 5 out of 5 stars.

Excelente ser humano. Le deseo exito en su contienda politica y que Dios la posicione y la use con poder dentro del gobierno. Excelente entrevista.

Like
bottom of page