Farruko se hace eco de la voz que grita en el silencio de sus pares

Hay muchos sintiéndose como él, pero no se atreven a dar el paso, pues la vanagloria y el orgullo les gana.

Una muestra de nuestra juventud se pierde en las calles de nuestro país, mientras hay quienes reconocen que es necesario correr por sus vidas. Y para muestra de ello podemos mencionar la conversión de Carlos Efren conocido por sus pares como Farruko.


El pasado fin de semana, este joven natural de Bayamón aprovechó la plataforma de su concierto para dar a conocer que se retiraba de vivir una vida desordenada para entregar su vida a Jesús. Y por efecto no continuaría cantando música urbana secular. Cerrando así su concierto cantando la canción Incompleto, la cual grabó previamente con el cantante urbano cristiano Onell Díaz.


Luego de mencionado evento Carlos Efren ha estado publicando mensajes a sus seguidores dejándole saber sobre su experiencia con Dios y manteniéndolos al tanto sobre lo que acontecerá en la Vida de Carlos Efren y Farruko.


Ahora bien, se ha levantado una ola de comentarios y opiniones acerca de la susodicha conversión de Farruko. "¿Será cierta su conversión?", "... las emociones le jugo una mala pasada.", "¿Hará la mismo que Alejandro Mosqueda?". En fin, nada podremos asegurar.

 


 

Basado a mi punto de vista, concuerdo con el Pastor Héctor Delgado, quien afirma que Farruko chocó con lo que él chocó. Entiéndase, chocó con lo que todos los que hemos venido a los caminos de Cristo hemos chocadó; con el caballero de la Cruz.


Los que militamos en este ejército sabemos que cuando hay una conversión genuina uno no mira ni a derecha ni a izquierda, uno mantiene su mirada en Cristo. El espíritu nos impulsa a dejarlo todo por amor a Él. Entonces, ¿por qué dudamos de su conversión? Si con este acto Farruko se hace eco de la voz que grita en el silencio de sus pares.


Hay muchos sintiéndose como el, pero no se atreven a dar el paso, pues la vanagloria y el orgullo les gana.

Por nuestra parte hermanos lectores a nosotros nos toca seguir orando por esta juventud que esta tan corrompida. Y sin quitar el orden de Dios en las iglesias procuremos permitirle la entrada a nuestras congregaciones tal como son sin distinción ni acepción de personas. Mucha de nuestra juventud esta en las calles debido al desprecio de lideres religiosos que no supieron retenerlos en la casa de Dios con el amor que nuestro Señor demanda.


Aprovechemos la conversión de este joven reggaetonero, igual como lo hizo: Héctor Delgado (antes "El Father"), Julio (Voltio), Alejandro (Almigthy) y otros, quienes dieron su paso y han contrarrestado el efecto del enemigo en la vida de los jóvenes llevándole la Palabra en su idioma (el de la calle).


Por tanto, sigamos orando para que Dios levante con fuerza a este joven y una vez listo en el tiempo de Dios (y no de los hombres) salga a dar por gracia lo que por gracia ha recibido. Y salga con una palabra fresca y determinante para este tiempo logrando influenciar a la juventud a dar pasos de fe reconociendo a Cristo como su Salvador y Redentor. Que así sea.






19 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo