top of page

Una entrevista de película

Hablamos con Julio Román y Arturo Allen creadores de "Nosotros los De la Fe"


Los cineastas Julio Román y Arturo Allens han sido la combinación perfecta al unirse y escribir el guión de la película cristiana “Nosotros los De la Fe”. Cada película es única en su historia y en esta entrevista conoceremos el génesis de la misma, su realización en la pantalla grande y descubriremos secretos y desafíos que enfrentaron estos talentosos cineastas a lo largo de su carrera.


“Nosotros los De la Fe” es una comedia cristiana que narra la historia de una familia pastoral y las situaciones que viven al enfrentar el hecho de que los demás no ven la vida como ellos, creando así una serie de conflictos con los que muchos nos veremos identificados. Entre escenas que nos llevan al disfrute y nos sacarán más de una risa, este filme transmite un mensaje poderoso sobre el amor incondicional de Dios.


De la mano de Canzion Films, estos dos experimentados cineastas nos hablan de todo en esta entrevista cinematográfica.

 


 

Cómo lograron unirse para llevar a cabo este filme?


Arturo: Julio y yo nos conocemos y trabajamos juntos desde hace mucho tiempo, y ha sido una bendición. Trabajamos muy bien en equipo. Ya sabes, cuando hay química entre dos personas en el escenario, las cosas fluyen muy bien. Soy muy particular; soy muy selectivo y no me gusta trabajar con gente con la que no me siento a gusto o con alguien que no se siente a gusto conmigo. Gracias a Dios, estoy en una posición en la que puedo elegir con quién trabajar. Con Julio, durante todo este tiempo, nos hemos llevado muy bien, así que las cosas se dieron y comenzamos a escribir este guión durante la pandemia. El proyecto tomó muchos giros distintos desde que empezamos. Originalmente pensamos en filmar en Puerto Rico, pero luego decidimos cambiarlo a México.


¿Es la primera vez que trabajan en una película juntos?


Julio: En términos de producción, esta es nuestra primera colaboración. Sí, habíamos trabajado previamente en la distribución, ya que ambos representamos a Canzion Films. También habíamos escrito algunas cosas juntos y colaborado en proyectos, pero nunca habíamos estado involucrados directamente en el proceso de producción como en esta ocasión.


Mencionaste Canzion Films y tengo entendido que su primera película fue "Poema de Salvación", donde Arturo fue co escritor y productor. ¿Cómo ha sido su trayectoria desde esa primera película hasta lo que es hoy "Nosotros los de la Fe", como productor, escritor y director?


Arturo: Comencé escribiendo guiones e ideas para videos en Rusia, y es algo muy diferente escribir guiones para videos que para una película. Así fue como comencé. No tengo antecedentes de haber estudiado cine, más que nada aprendí por experiencia. Durante esos años en los que estuvimos haciendo cortometrajes y videos en Rusia, fui aprendiendo, principalmente de gente muy talentosa y preparada. Luego surgió la oportunidad de hacer "Poema de Salvación". En ese momento, no me sentía listo para escribir un guión para una película, así que trabajamos con unos guionistas argentinos para darle forma al guión.


Durante esa experiencia, tenía muchas ideas que quería realizar, pero no podían llevarse a cabo. Después de eso, tuve la oportunidad de prepararme y estudiar en el área de guionismo. Fue un camino de aprendizaje muy interesante que culminó en este guión, "Nosotros los de la Fe".

 


 

Julio, ¿cómo ha sido tu trayectoria desde el día en que soñaste con escribir o dirigir tu primera película hasta lo que es hoy esta película?


Julio: En el camino, cada película te ayuda y te enseña para la próxima. Cuando hicimos mi primera película "Fuera de Tinieblas", lo que realmente queríamos hacer era un demo. Yo quería hacer otra película y trataba de conseguir dinero, pero nadie nos tomaba en serio; nos veíamos muy jóvenes, esos muchachitos cristianos, y en Puerto Rico no se había hecho cine cristiano. Dije: "Hagamos una película para mostrar lo que podemos hacer con los recursos que tenemos", así que nos juntamos 7 amigos e hicimos "Fuera de Tinieblas" en 2009. Fue algo muy pequeño en comparación con lo que teníamos a nuestra disposición, y escribí el guión conforme a los recursos que teníamos. Esta película nos ayudó a escribir otras películas ("El Último Minuto" en 2013), y cuando estrenamos "Fuera de Tinieblas" sabíamos que podíamos hacer esto; no pensábamos que llegaría al cine y a festivales, pero gracias a Dios lo logramos. Después de eso, el sueño se materializó y seguimos con "El Último Minuto" como un proyecto para la iglesia. Así, poco a poco, cada película nos ha ayudado a aprender y a obtener más recursos para la próxima película. De una película a otra han pasado muchos años, y cada una de ellas nos enseña algo nuevo.


Desde 2013 hasta 2019, comencé a trabajar con Arturo en Canzion Films en la distribución, donde empecé a aprender otras cosas del cine que no conocía. Trabajamos en varios proyectos de escritura juntos, y tuve la oportunidad de escribir películas en Puerto Rico. Poco a poco, cada proyecto te enseña para el próximo. Seguimos con un hambre de seguir creciendo y aprendiendo. En el caso de esta película, "Nosotros los de la Fe", escribimos y luego conseguimos los recursos para llevarla a cabo, a diferencia de la primera película, para la cual nos tuvimos que ajustar a los pocos recursos disponibles.


¿Qué tan difícil fue el juego de culturas a la hora de escribir?


Arturo: Viví en Puerto Rico durante 5 años, y eso marcó una gran diferencia. Crecí en la isla desde niño, por lo que ya tenía una idea del contexto cultural puertorriqueño. Partiendo de esa base, queríamos crear algo que fuera universal en términos de idioma y que pudiera ser comprendido en toda Latinoamérica.


Tuve una experiencia interesante con "Poema de Salvación", ya que se estrenó en toda Latinoamérica, lo cual fue algo inusual, ya que incluso el cine secular no siempre tiene éxito en todos los países. Fue un fenómeno. Me preguntaban qué habíamos hecho de manera diferente con esta película para lograr entrar en toda Latinoamérica. Con ese objetivo de hacerla universal, escribimos el guión de "Nosotros los de la Fe", procurando que la historia no se identificará específicamente con una familia mexicana, sino que fuera lo suficientemente comprensible como para trascender cualquier barrera cultural en cualquier país.


Julio: Algo que ayuda es que Arturo tiene una visión muy amplia a nivel mundial. Él conoce muchas culturas. Yo, como puertorriqueño, no tengo contacto con los países que Arturo ha visitado y con los que ha tenido contacto. Su visión cultural es mucho más amplia que la mía, lo cual nos beneficia a la hora de escribir. Él sabe cómo podría ser la situación en Ecuador, en Colombia, en El Salvador, gracias a toda la experiencia que ha acumulado. Esto enriquece el guión y nos permite que la historia pueda apelar a diferentes culturas.


Específicamente, en "Nosotros los de la Fe", ¿quién se acercó a quién para escribir el guión? ¿Quién trajo la idea inicial? ¿Quién presentó la visión de una familia pastoral?


Arturo: En realidad, no fue así. Julio tenía la idea de hacer una comedia romántica y me presentó el guión. A partir de ese guión, comenzamos a explorar qué sucedería si le agregamos esto o aquello, y casi cambiamos por completo la idea original.


Julio: Solo conservamos la parte del pastor enamorado, la cual era la parte romántica de un pastor soltero que se enamora. Ese fue nuestro punto de partida.


Yo estaba escribiendo una comedia romántica, ya que a mi esposa le encanta ese género. Comenzamos con la típica comedia romántica, pero no recuerdo cómo llegamos a la historia de la familia pastoral. Fue un proceso que duró casi más de un año, probando diferentes alternativas.


Arturo: Conforme íbamos escribiendo, los personajes nos iban guiando. No los forzamos a decir algo, sino que permitimos que tomarán vida según la creación del guión. A eso se sumaba que a veces me entraba la locura y le decía a Julio: "¿Qué pasaría si en lugar de esto hacemos esto otro?" y tomaba una forma muy distinta. Sin sobre-espiritualizar todo, la oración y buscar a Dios en todo el proceso fue fundamental; lo hicimos en todo momento. Queríamos presentar algo honesto. Teníamos claro que queríamos una comedia, pero no una típica. Queríamos hacer algo completamente diferente. ¿Qué pasaría si escribiéramos una película sobre dos personas que no quieren estar juntas, que no se están buscando el uno al otro? En lugar de enfocarnos en el amor romántico, decidimos llevarlo a algo mucho más grande y en lugar de ello, hablamos del amor de Dios.


Ellos son la familia De la Fe


Cuéntenme específicamente de qué trata la película "Nosotros los de la Fe".


Arturo: La película es la historia de una familia cristiana a lo largo de 20 años y las situaciones a las que se enfrentan, principalmente los padres que son pastores, cuando sus hijos crecen y comienzan a ver la vida de manera diferente, así como a creer de manera distinta. Vemos a estos dos hijos crecer en su fe y buscar a Dios de una manera diferente a la tradicional de sus padres. Esto, como consecuencia, genera conflictos personales tanto en cada uno de ellos como en el ámbito familiar.


Conforme a su historia como director, guionista y productor de cine, ¿cuán difícil fue hacerlo sabiendo que había una gran parte del sector “religioso” que condenaba ir al cine llamándolo la Silla de los Escarnecedores?


Arturo: Siendo la primera película de Canzion Films hace 15 años, eso fue parte de lo difícil al principio: poder decirle a la gente que fuera al cine a ver una película cristiana. Nos atacaron mucho, siempre la parte controversial. Pero una de las cosas que cambió mucho la manera de pensar de estos sectores fue ver el poder evangelístico que había al tener una película cristiana proyectándose en una sala de cine. Cuando salió "Poema de Salvación", fue grandioso. La gente no iba a la iglesia, pero iba al cine y recibía el mensaje. Hoy muchos pastores se organizan y las siguen utilizando como herramienta en sus iglesias.


Julio: En mi caso, cuando comencé, sí era considerado el cine como la Silla de los Escarnecedores. Yo lo atribuyo a que la ignorancia es atrevida. Era muy joven y no entendía mucho ese tipo de contexto, pero mi pastor me respaldaba. Él apoyaba lo que hacíamos con los jóvenes, y hacer cine fue como una extensión de lo que estaba haciendo en la iglesia, sacarlo hacia afuera. Ya habíamos hecho un programa de televisión para jóvenes y ya habíamos recibido llamadas donde nos indicaban que nos iríamos al infierno por lo que hacíamos con los jóvenes, así que ya sabía lo que pasaría a nivel de cine. Pero mi pastor me estaba apoyando y yo lo hacía. Él es autoridad en mi vida y me está apoyando. Nuestra película fue de suspenso y la presentamos en la iglesia, y 128 personas se convirtieron. Estaba asustado al ver a las personas asustadas y pensaba que mi pastor me iba a matar, pero al final, al ver a tantas personas aceptando a Jesús, mi pastor me motivó a seguir adelante y a hacerlo mejor. Los ruidos externos no influyeron en lo que quería hacer. Teníamos alrededor de 23 años y hacíamos videos para la iglesia desde 1999, y siempre nos condenaban diciendo que nos iríamos al infierno y que lo que estábamos haciendo era del diablo. Pero nuestro pastor nos impulsaba a seguir.


Es por ello que esta película (Nosotros los De la Fe) nos toca de cerca, no por el legalismo hacia mí, sino porque nuestro pastor siempre nos cuidó de ese legalismo y valoré mucho esa protección y el espacio que nos dio para seguir trabajando.


Vemos que cuentan con la participación de actores de primera línea, como Gian Franco Apostolo, Maite Fierro, Andrés Zúñiga, Paloma Jiménez, Violeta Isfel, Juanpi Monterrubio, entre otros. ¿Qué tan ardua fue la búsqueda del elenco de la película?


Julio: Hubo mucho trabajo y mucho tiempo invertido. Gracias a Leobardo Cisneros que nos ayudó en México, hicimos audiciones abiertas en video. Realizamos audiciones en toda Latinoamérica y luego, cuando decidimos filmar en México, hicimos otras audiciones en video y presenciales. Nos llevó alrededor de 3 meses lograrlo.


¿Qué esperan como resultado de este estreno en Puerto Rico? ¿Cuál es la expectativa de esta película? ¿Qué quieren lograr?


Julio: Te puedo decir que ahora, en esta etapa de mi vida en la que mi esposa y yo somos pastores, mi corazón se ha alineado hacia la iglesia a nivel general. Una de las cosas que tenemos en el corazón es ver a los hijos pródigos regresar a casa. Puede que algunas personas que abandonaron la iglesia a causa del legalismo vean la película y, al recibir el mensaje, puedan regresar a casa. Por otro lado, queremos que la iglesia pueda reflexionar y preguntarse: ¿estamos amando? Decir: "Señor, enséñanos a amar". Reconocer que no lo sabemos todo, que no somos quienes tenemos la verdad absoluta, sino que le digamos a Dios: "Enséñame a amar como tú amas". Queremos que las personas que no conocen a Cristo vean la película, reconozcan que hay algo honesto detrás y conozcan acerca del amor de Dios.


Arturo: Me sumo a lo que Julio dice y añado que espero que la gente la pase bien cuando vea la película y se divierta. Es una comedia, y queremos que la disfruten. Una peculiaridad que tiene esta película es que cada quien la vive y la siente de una manera muy distinta según su experiencia, y de esa manera, hay un mensaje para cada quien. Lógicamente, queremos que sea una película que, más que solo entretenimiento, aporte algo a la vida de cada persona. El mensaje central es el amor incondicional de Dios y que aprendamos a amar y a respetar a nuestro prójimo, quien es todo el mundo: la gente que no piensa como nosotros, la gente que no cree como nosotros, la gente que ve el mundo de una manera distinta, aquellos que no comparten nuestros valores, aquellos que comparten nuestra fe pero tienen una manera distinta de pensar.


Como cineasta, como escritor, uno anhela que la gente conecte con lo que haces y los inspire. Y yo creo que la película lo tiene. 


¿Cómo fue la recepción de la gente en México, donde se estrenó, y alguna experiencia vivida?


Arturo: La experiencia fue increíble. La gente disfrutó mucho la película. A nivel secular, la crítica fue muy interesante porque la gente comentaba que era una película cristiana muy diferente, que se sentía muy a gusto y que era muy divertida. Se elogiaron a los actores. El recibimiento fue muy bueno, la gente quedó muy tocada y bendecida, aunque como siempre, hay alguien que lo toma de manera negativa. Además, como muchos de los actores son de México, sus seguidores expresaron una buena recepción de la película.



Arturo Allen y Juanpi Monterrubio


Como anécdota, recibimos la historia de un pastor y su hijo que, después de verla, el hijo le dijo que una de las cosas que más le gustaron es que él podía hacer las cosas de manera diferente a su papá y que Dios lo respalda. Otros se dieron cuenta de que realmente no amaban al prójimo como Jesús nos enseña.


En Puerto Rico, un pastor nos hablaba y nos decía que tenía 4 hijos y que todos eran diferentes, y que cada uno vivía para Dios de forma diversa, y que al ver la película pudo ver la importancia del equilibrio en su manera de relacionarse con sus hijos.


Hubo muchas otras anécdotas. Me llamó mucho la atención que, en las redes sociales, las opiniones eran diversas entre cristianos, y luego vi un comentario de una persona inconversa que escribió: "Yo no soy cristiano, pero después de haber visto la película, me llamó la atención visitar una iglesia, así que no entiendo por qué entre ustedes se están peleando".


Julio: Una de las cosas que me impactó mucho es que en los lugares donde la hemos presentado, las personas se quedan al final de la proyección y se reúnen dentro de la sala para intercambiar pensamientos sobre la película, y muchos se sienten retratados en ella y son sinceros al entender que deben cambiar. Una persona dijo: "Lo que pasa es que ustedes hicieron una radiografía de lo que es ser cristiano". No era lo que queríamos hacer, pero resultó así. Solo queríamos ser honestos en las etapas de la vida de esta familia, pero cuando las personas nos lo dijeron, así vimos que es cierto. Nos estamos mirando a nosotros mismos. Nos estamos riendo, estamos disfrutando, pero realmente nos debemos preguntar ¿estamos amando a las personas?


Para concluir, quiero que compartan libremente unas palabras para los lectores.


Arturo: Quisiera decirles a todos los jóvenes que muchos de nosotros crecimos cuando nuestros padres nos llevaban al cine a ver películas. Esta definitivamente es una película que deberías llevar a tus padres a ver, los animo a eso, y luego verla en familia, ya que ofrece muchos temas para discutir.


Julio: Vayan en familia e inviten a personas que no conozcan a Jesús o que estén apartadas de los caminos de Dios. Luego de verla, tomen tiempo para ir a degustar un mantecado. hablar sobre la película y poder mostrar el amor de Jesús y lo que él puede hacer en sus vidas. Tenemos un corazón evangelístico y queremos que las personas sean impactadas con el amor de Dios.


Pudimos conocer que la realización de una película es un viaje complejo y apasionante que implica la unión de creatividad, dedicación y visión. Gracias a esta entrevista exclusiva, hemos obtenido una visión privilegiada del proceso detrás de la película “Nosotros los De la Fe”. Le invitamos a adquirir sus boletos en los Caribbean Cinemas de todo Puerto Rico y a llevar a toda su familia a disfrutar de este maravilloso filme el próximo jueves, 14 de marzo.


 

Otras fotos



Entradas relacionadas

Ver todo

1 comentário

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
Convidado:
10 de jun.
Avaliado com 5 de 5 estrelas.

Esta pelicula realmente me encanto. La volveria a ver. Estare pendiente cuando la suban a netflix o a alguna plataforma similar. La entrevista esta tremenda. Los felicito.

Curtir
bottom of page